Tratamientos

Tratamiento etiológico

Se elimina el tártaro o sarro que se encuentra en la superficie del diente, ya que este elemento pernicioso sirve como hábitat para las bacterias. La eliminación del tártaro puede hacerse manualmente, o con destartradores mecánicos que vibran por aire comprimido o por electrónica. Algunos de estos últimos pueden vibrar a velocidades ultrasónicas, siendo los más efectivos, ya que además de eliminar el sarro; la vibración ultrasónica ataca las bacterias, desorganizándolas. El destartraje puede ser por encima de la encía, o por debajo de la encía, sobre todo en pacientes con sacos periodontales.

Destartraje

Una vez que la superficie de la raíz está libre de tártaro, se le debe pulir, para eliminar las toxinas que las bacterias han depositado en ellas, y para acondicionar la superficie radicular y dejarla en condiciones para que la encía se desinflame y se adhiera nuevamente. Esto generalmente se hace en forma manual, con curetas especiales que se adaptan a la forma de las raíces.

Pulido Radicular

Pulido Radicular: Una vez que la superficie de la raíz está libre de tártaro, se le debe pulir, para eliminar las toxinas que las bacterias han depositado en ellas, y para acondicionar la superficie radicular y dejarla en condiciones para que la encía se desinflame y se adhiera nuevamente. Esto generalmente se hace en forma manual, con curetas especiales que se adaptan a la forma de las raíces.

Cirugía Periodontal

Cirugía periodontal: En ocasiones, cuando los sacos son muy profundos, o su forma es muy complicada, se realiza el pulido radicular levantando la encía, para observar mejor y tener un acceso más directo a la zona que se instrumentará. También, mediante cirugía, se pueden corregir secuelas como por ejemplo, se puede recortar algún exceso de encía, o cortar alguna raíz muy comprometida en un molar (radectomía). o cubrir una recesión, como se ve en la fotografía.

Pulido coronario

Pulido coronario: La corona del diente se debe pulir también, para que su superficie no sea tan fácilmente colonizable por bacterias. De paso, se eliminan manchas en el esmalte, lo que da una ganancia estética al procedimiento. Esto se hace generalmente con pastas de pulir que se aplican con escobillas rotatorias, o bien, con aplicadores en chorro de bicarbonato en polvo. Todas las maniobras anteriores tendrán un efecto limitado y transitorio, si la higiene del paciente es mala. Por lo tanto, un elemento trascendente para la salud periodontal es que el paciente aprenda a cepillarse correctamente, y se aplique adecuadamente seda o hilo dental, u otros elementos de higiene interdentaria que su Periodoncista le indique. Por lo tanto, todo paciente periodontal debe recibir una adecuada Instrucción de Higiene Oral.

Modalidad Full Mouth

Hacer todas las maniobras antes descritas, puede ser bastante extenso. Los protocolos de tratamiento tradicionales, suelen dividir la boca en seis sectores (sextantes), y tratar un sextante por sesión. Sin embargo, hoy existe una tendencia, que consiste en hacer todo el tratamiento periodontal en una sola sesión; más extensa, denominada en inglés como “full mouth” (“boca completa”). Con esto se gana tiempo, a que en un día se hace el trabajo que antes tomaba semanas; práctico para una reducción drástica de la carga bacteriana, muy útil si el paciente además recibirá implantes. En nuestra clínica, cada vez que podemos, aplicamos esta modalidad “full mouth”.